En imágenes: María Santísima del Socorro ataviada de hebrea
















Fotografías: Rubén Díaz Ruiz